SOLARES PARA NIÑOS

Disfruta del aire libre y protégete del sol

Para prevenir los efectos nocivos nos tenemos que proteger de la siguiente manera:

·       Utilizando barreras físicas: sombreros, gorras, camisetas, gafas de sol,  sombrillas
·       Teniendo precaución en  mayor altura y más cerca del ecuador y protegerse también los días nublados
·       Evitar ponerse al sol y/o tomar más precauciones entre las 12.00 y 16.00 horas
·       Tener especial cuidado con los niños:
·       Utilizar filtros solares (cremas protectoras), en las zonas expuestas al sol, siempre que estemos al aire libre adaptado a nuestro tipo de piel. En niños utilizar factor de protección igual ó mayor de 40
·       Precaución especial cuando se toma medicación.
 
 
La piel de los niños es sumamente frágil y debe estar perfectamente protegida de los efectos nocivos de los rayos UVA y UVB. Por este motivo, Vichy ha creado una gama de productos de protección solar de alto FPS y resistentes al agua. Especialmente formulados para los niños, están enriquecidos con el agua termal de Vichy. Calma, fortalece y regenera, en una acción que combina efectividad con delicadeza. Ya sea en aerosol, en leche o en espuma, cada una de estas texturas cremosas es de fácil aplicación y de muy cómoda utilización. 
Para combatir los efectos nocivos de los rayos UV y proteger el preciado capital genético de la piel de los niños, Vichy integra al Spray solar Niños un sistema filtrante fotoestable de amplio espectro UVA-UVB a base de Mexoryl®

Proteger la piel de los niños del sol

Mientras los adultos están familiarizados con los peligros del sol, no siempre son conscientes de la extrema vulnerabilidad de los pequeños. La piel de los niños, que está todavía desarrollándose, es inmadura y por lo tanto más vulnerable a la violencia del sol: 


  • Es más vulnerable a un daño celular más profundo debido a que su piel es más fina.

  • Con un sistema pigmentario menos desarrollado, no tienen un sistema de defensa (algo que ayuda en los adultos a proteger la piel contra la radiación UV)

  • Esta es la razón por la que los niños deben estar protegidos por completo, incluso más que los adultos.

  •  

 

Las peculiaridades y la inmadurez de la piel de los niños la hacen muy vulnerable al sol.
Resultado: el 50% del daño celular asociado a la exposición a la radicación UV tiene lugar antes de los 19 años. Por lo tanto, los adultos deben estar muy atentos y adoptar hábitos de prevención cruciales.